domingo, 30 de marzo de 2014

La aventura, tesón y pasión Boricua


Esta pieza ha sido escrita con el auspicio de National Puerto Rican Day Parade Inc. (www.nprdpinc.org), sin embargo las opiniones expresadas, ideas y concepto son míos.

Me vine a Nueva York hace 15 años atrás con una maleta, un diploma de la UPI  y cero planes. Me inspiró un enamorado que no me quería para nada y los sueños troncados de bailarina frustrada. Soñadora y bendecida como siempre... llegué sin nada y hoy lo tengo todo.

Tengo todo lo que necesito, debo aclarar. Pues lo que deseo y aún no tengo... ESO es lo que me inspira a levantarne de la cama todos los dias a seguir la lucha.

¿Pués que deseo? Se preguntarán. Deseo una communidad. El mundo ideal con que soñaba desde que era chamaquita. La gran ciudad que brindaba el balance perfecto entre aventura, tesón y pasión.

Aquél Nueva York que vivía en mis sueños de aventura, en donde el peligro era excitante a lo West Side Story. Allí dónde El Gran Combo se divertía con encanto y con primor, mientras Rosie Perez sale de Brooklyn a mover el alma en la tele.

Pero también el mismo lugar dónde el Boricua conservaba su corazón y tesón en medio de cualquier situación, como en La noche que volvimos a ser gente (ese cuento brutal de José Luis Sánchez). Allá donde también vivián sinúmero de primos desconocidos y unas cuántas tías fiesteras. Allí donde se bailaba salsa de lunes a viernes: lunes: pa’ El Flamingo, martes pa’ el Copacabana... (antes de que este se volviera turístico), miércoles, jueves, viernes...

Dondé Dolores Conchita se convirtió en Chita Rivera y el mundo aprendió a ponerle con pasión el acento a Juliá. Dónde Rita Moreno cuajó su Emmy, Grammy, Oscar y Tony. Y se puede ver Shakespeare de gratis en el parque.

Pués, que más, MI mundo ideal! La comunidad que deseo y sueño se vuelve sentimiento desbordado en bandera mono-estrellada azúl, roja y blanca en La Parada Puertorriqueña de Nueva York, el evento dónde convergen tódos los sueños, los tuyos, los mios. Allí dónde nunca he marchado y hace mucho tiempo no me he asomado, allí regreso éste año. En el esplendor de ese patriótico festín, allí dónde concurren los de la derecha, izquieda, arriba y abajo, allí se encuentran mis hermanos.

Hemos llegado muy lejos, y aún nos falta por caminar. Aquí estoy hoy, aquí nacieron mis hijos y no se aún cómo llegue: con el diploma y la maleta... y los sueños. ESOS, esos no mueren jamás.

viernes, 21 de marzo de 2014

Las cosas que aprendí de mi Madre que me ayudan a salvar a mi Madre Tierra


A veces pensamos que es muy difícil ser verde, que estamos muy acostumbrados al estilo de vida del siglo XXI, que la comida sale calientita y rápida de McDonalds, que el microhondas lo resuelve todo, que las frutas de Sam's Club son las más frescas, que no podemos respirar sin aire acondicionado, que no podemos vivir sin bolsas plásticas, que es muy caro comer saludablemente...

Mientras crecia recuerdo muchas costumbres de mi madre que me parecían un poco absurdas y anticuadas, y juraba que, cómo los tiempos han cambiado, yo no sería así. ¡Que equivocada estaba! Mi madre me enseño con su sabiduría casera, a ser la mejor hija de ésta nuestra Madre Tierra. Desde el uso inteligente de materiales, recursos y espacio, hasta el conservar energía y alimentos, aprovechando lo disponible, sustituyendo lo tóxico por los natural y causando menos impacto en el ambiente.

Mi mamá no compraba papel toalla, escurriría los plátanos fritos en bolsas de papel re-usadas, usaba el trapito de fregar hasta la extinción, aplastaba las latas y envases de plástico vacíos para ahorrar espacio, reusaba las bolsitas zip lock hasta el cansancio, reusaba los envases plásticos de mantequilla para guardar comida en la nevera en vez de comprar envases tupperware. Todo esto lo hace todav ía y yo tambi én.

Mi madre se ha opuesto a comprar secadora de ropa, se ha tostado la piel por d écadas en el patio secando toda la ropa al sol, usa pinches de ropa para sellar mejor bolsas en uso de galletas, cereales y otras cosas en la cocina para conservar su frescura por más tiempo. No recuerdo a mi mamá botando comida, jamás. Se inventa un platillo de lo que haya en la nevera, o en el árbol del patio, o con lo que esté en especial en el mercado (que a su vez es lo que está en temporada). Mi madre conoce todas las frutas, vegetales, viandas, hortalizas, plantas, árboles y flores por su nombre, sábe qué hacer con cada uno de ellos: los comestibles, los medicinales, los que aromatizan, los que pican...los ha utilizado todos y los aprovecha. Esto lo aprendió a su vez de su madre, en tiempos en que obviamente no tenian más opción que utilizar los recursos a su alcance y a su disposición. Que gran riqueza es esa, la que vivián los pobres de principios del siglo pasado.

Mi mami ha sido la primera ecologista que yo he conocido. Ella arroja las c áscaras de frutas y vegetales en el patio para alimentar a las gallinas (y a su vez alimentar a la tierra), limpia cristales con vinagre (en vez de comprar windex) desde mucho antes que se pusiera en boga, añade limón a los trastes para cortar la grasa, añade agua al líquido de fregar para rendirlo. Ella sabe utilizar al m áximo los recursos que abundan, conservando los escasos. Nunca ha confiado en el horno de microhondas y le molesta el aire acondicionado. Posee ropa de los años 70 en el armario de uso diario y reusa las piezas que más le gustan hasta el cansancio, remendando y reparando según sea necesario. Yo quiero ser como ella.

Acá los gringos contemporáneos educan a sus hijos en la conservación del planeta y cantan canciones sobre my best fried earth. Nosotros, los Boricuas e Hispanoamericanos, la llamamos Madre Tierra. Maternal concepto heredado del sur: Pachamama o Mama Pacha (Madre Tierra), gran deidad entre los pueblos indígenas de los Andes. Que dulce nombre: emotivo y personal. Que otra relación más cercana e influyente que la de una madre: nacemos, aprendemos de ella y, después de recorrerla, volvemos a ella.

A mi madre, ahora sólo falta convencerla de que las latas, botellas, plásticos y papeles que hay que sacar aparte, sí serán reciclados. Que se los llevan a un lugar aparte de la basura y efectivamente se procesan y eventualmente se reusan o reciclan. En eso la podría ayudarla Tenoch, que ya sabe dónde va todo papel, cartón, plástico y caja en la casa: a la bolsa del reciclaje.
 
Este artículo fué originalmente publicado por Marixsa el 5 de abril de 2010

lunes, 10 de febrero de 2014

Make Room For My Baby


Participé junto a mis niños y una amiga en este episodio de la serie "Angry Gladys" en YouTube hace más de año y medio atrás. No se los había compartido, pero aquí va. Así se vive en Nueva York, mi vida a cambiado y ya no he tenido tiempo ni para escribir, pero les debo mucho. Iré tratando de ponerme al día. Disfruten.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Pan de banana



 

Ingredientes:
3 bananas maduras
1/3 t de mantequilla
3/4 t de azúcar
1 huevo
1 cdta de vainilla
1 cdta de baking soda
pizca de sal
1 1/2 t de harina



Procedimiento:
  1. Calienta el horno a 350 gados F.
  2. Mezcla las bananas majadas con la mantequilla dereetida.
  3. A ñade el azúcar, huevo batido, vainilla, baking soda y sal.
  4. Añade la harina, mezclando hasta que la masa esté mojadita.
  5. Vierte en molde de pan (4"x8"), asegurate que antes lo has engrasado con mantequilla.
  6. Hornea por 1 hora. 
  7. Corta en lonjas para servir.

Buenos días y ¡buen provecho!

martes, 22 de octubre de 2013

Casa nueva


He estado ocupadísima y cansadísima dándole forma y color a ésta casa vieja y grande que es ahora nuestra casa. Casa nueva, vieja casa, casona cayéndose en cantos y cosumiéndome a cántaros la energía y la vida.

Pero también hemos empezado en escuela nueva, y en la nueva rutina de la vida escolar. Viajando en bicicleta y remolque a la escuela charter del vecindario de el lado. Colinda la escuela con un hermoso parque al que no hemos ido desde que nos mudamos, el Prospect Park. Y remolcando de ida, y remolcando de vuelta cada mañana y cada tarde. Sigo cansada.


Trabajo adentro, labores del jardín, un garaje lleno aún de cajas polvorientas de mudanza. Madera rota, goteras, tuberías viejas. Polvo que de las escoba regresa justo al pundo de terminar de limpiar.

Pero hemos decidido parar de arreglar (dejando una lista interminable) y comenzar a vivir. Nos disponemos ahora a vivir (no arreglar) nuestra casa y espero poder pronto compartir aquí nuestras vivencias.






domingo, 7 de julio de 2013

Los Cuarenta: reflexiones y lecciones


Esta semana cumplo cuarenta. 

Rebusco mis sentimientos y encuentro un poco de emoción, satisfacci ón, triunfo.

Busco más adentro y siento una cosquillita rara que parece picor en el corazón. Un poco de nervio. Un poco de expectativa....

Y mientras le dedicaré más tiempo a rascarme ese picor de corazón, les comparto ésta reflexión y algunas de las lecciones ganadas hasta ahora, en el año de los cuarenta.

  • Tengo dos niñitos menores de cinco años y aún sueño con el tercero. La lección: Los hijos son una bendición y llegan cuándo Dios quiere

  • Regresé a trabajar en diseño gráfico después de cinco años criando bebés. La lección: Diseñar con deadlines y clientes difíciles es un "bombito a pitcher" (o sea facilícimo) despues de los retos que superas al ser mamá

  • Me compré mi primera bicicleta (no una moto, ¡sólo una bicicleta!... y sí, la primera). La lección: Haz aquello que siempre soñaste hacer, ¡ahora!


  • Me siento más fuerte, más saludable, más generosa, más exitosa y más hermosa que nunca. La lección: La mujer a los 40 se siente más segura de sí misma

  • Estoy a punto de comprar mi primera casa. La lección: Lo bueno toma tiempo, trabajo, esmero y paciencia.. y llega cuando te conviene

  • No he planificado una gran fiesta de cumpleaños, ni un viaje exótico como pensaba que desearía en este día hace cinco años atrás. De hecho la celebración será muy acogedora y privada. La lección: Los años te cambian la prerspectiva y la vida se encargan de darte lo que realmente necesitas.

    Las sorpresas nunca han dejado de gustarme.

    Ta da!

domingo, 16 de junio de 2013

Un playdate en la ciudad

Esta pieza es parte de una campaña compensada con Latina Mom Bloggers y Huggies. 
Sin embargo, las opiniones expresadas son propias y honestas. /  This is part of a compensated campaign with 
Latina Mom Bloggers and Huggies. However, all opinions expressed are my own.

 

El pasado jueves fuí invitada a un evento de Huggies Latino en la ciudad. Se trataba de un playdate con la boricua Zuleyka Rivera (Miss Universo 2006), amigas blogueras y sus bebés.

Romina de mamaxxi.com, Angela de LatinaMomBloggers.com, una servidora y Diana de arteypoemas.com
Me encontré con compañeras blogueras que admiro y conocí otras nuevas, pero sobre todo nuestros chiquitos gozaron jugando en el area de juegos y empalagándose de postrecitos ricos que nos obsequiaron. También nos llevamos a casa el cotizado regalito que incluía pañales y toallitas mojadas (que nunca están de más aunque estemos casi al borde del toilet training total).


También allí se nos mostró exclusivamente el preview de una nueva campaña para Huggies protagonizada por Zuleyka y su bebito Sebastián José. La campaña se comunica a través de unos webisodes que muestran a Zuleyca y a su bebé interactuando, y que se subirán cada mes a la página de Huggies Latino en facebook, no te los pierdas.

¡Felicidades a la guapa de Zuleyca por iniciarse como nueva portazoz para Huggies!